El silencio del corazón

"La dulce melodía del alma, que el corazón canta y la razón acompaña"

29 ago. 2010

SI PUDIERA



Si pudiera ver tu alma… mi  curiosidad crecería,
Si supiera lo que piensas, quizá no comprendería,
Si con solo, ver tus ojos… me siento confundida,
Y tan solo con mirarte, se me alegra la vida.

Si pudiera conquistarte, no me atrevería…
Llevo oculto el arte; que te encantaría;
Y aunque el sol brillase, desvelando todo…
Yo jamás pudiera, encontrar un modo,

De ser reluciente… luz para tus ojos,
Ser tan solo, amor… que a tu corazón alcance,
Ser la melodía, ¡dulce compañía!
que a tu soledad, no haga sentir vacía…

Deja contemplarte… que más, ¡nada puedo!
Que aunque aumente el fuego, frío es el invierno…
que de tí, me aleja y a mí sola, deja…
mientras en mis sueños,  caben los anhelos.

No soy de tu amor, ¡triste prisionera!
Libres como el viento, son mis sentimientos;
que ante el amor… suelen ser sinceros,
y ante el dolor… sabios y serenos.

Ver que seas feliz, es mi gran deseo,
Que mi compañía, te asentare un día,
como asienta bien, el aire a tu respiro;
y el abrigo a tu piel, cuando llega el frío.

Y aunque sea mi anhelo, si no es tu deseo…
No pudiera verse, en realidad, mi sueño…
A tu voluntad; ordenar no puedo,
de tus sentimientos; eres tú, el dueño.

Si pudiera entonces, entrar en tu vida…
no como una espía, sólo como amiga…
No te perdería; mi tesoro eterno,
mi fiel compañero, mi amigo sincero.

A Él yo le debo; tu amistad que es grata,
Sabia entre inquietudes, que en mi ser se desatan;
Dulce, en sin sabores… fuerza, en mis temores
Paz, en mis tormentos, y en todo momento…

Vuelve pronto a mí, como el ángel que guarda;
mis sueños y miedos, mi mundo pequeño…
Que esta soledad… quiere compañía,
y esta vida mía… alegrar tus días.
manaveliza 

1 comentarios:

Publicar un comentario