El silencio del corazón

"La dulce melodía del alma, que el corazón canta y la razón acompaña"

1 nov. 2010

CORAZÓN... ¿CON DIOS, O SIN DIOS?

Por casualidad me encontré con el blog de alguien, y el leer algunas de sus líneas… me hizo sentir un pequeño escalofrío. Sólo Dios conoce el corazón humano y es imposible para nosotros emitir juicios cuando es tan imperceptible el ser profundo de cada persona…

Más no he podido evitar componer algo, tomando algunas de sus ideas para describir lo que piensa y contrastarlas un poco con las mías. La idea de esto no es más que sacar conclusiones propias frente a lo que mis ojos pudieron leer. He aquí el resultado:


Ella piensa en las sombras
Como si en ellas se encontrase
En la más placentera estancia…
Parece detestar la claridad
Que un simple haz de luz pueda ofrecerle
Parece sentirse vivir, en su deseo de morir
Todo comentario optimista
Es pura superficialidad…
Y la fe…si la tuvo un día, ¡la perdió!
Y si nunca la tuvo, ¡jamás la conoció!
Y el amor… no es para ella lo mejor
Aún así sintiéndose mala cuando no lo es…
Cree encontrar y sentir verdadero placer
Más su mente es lúcida…
Y su razón, no está alejada de la verdad
Es solo que a ella no se abrazó,
Y que prefiere las sombras, a la claridad,
Tiene razón después de todo…
Cuando no se siente, encajar
En este mundo lleno de complejos
Falso y superficial…
Sería mentirle decirle,
Que no es así, el mundo real…
Pues lo que a su vista es hermoso
Es un sueño ideal,

Cada quien busca a su modo
Hallarse en algún lugar
Ella se halló en las sombras
Yo busqué la claridad…
Más ¿qué pierdes con soñar?
¿Y de poco ver los sueños
Convertirse en realidad…?
No estás aquí por casualidad,
No es hermoso pensar…
Que estas fuera de lugar;
Más es un deber encontrarse
Y no dejarse ganar,
De aquellas fuerzas contrarias
Que te quieren dominar
De esas que siempre constantes
Empujan a la maldad…

Pero piensa: ¿Quién te ha creado?
Mira que sólo/a, ¡no estás!…
Y el tiempo aquí es un suspiro
Comparado con la eternidad,
No son de aquí las conquistas
Que te han motivado a luchar
No esperes premios, entonces,
Que jamás te llegarán
Vive tan solo sirviendo,
Sin esperar, nada más,
Que pueda en tu vida cumplirse
Su entera Voluntad
Que no se agobie tu espíritu
Ni ansíe perder…, a luchar
Que si Dios te quiere vivo/a
Cuidará de Ti hasta el final

manaveliza

3 comentarios:

Publicar un comentario