El silencio del corazón

"La dulce melodía del alma, que el corazón canta y la razón acompaña"

28 may. 2011

RECONOCER


“El punto de partida para un cambio en mi vida siempre será el PERDÓN…”

Cuando más me niego a hacer lo que el corazón me pide a gritos, es cuando me siento peor…, cuando me detengo por prejuicios, por orgullo, miedos y por tratar de aparentar que no me importa eso que sí me importa, ¡pierdo yo!

Cuando por parecer fuerte, termino siendo insensible ¿quién soy?... preferiría ser débil ante el ser que ama… yo misma/o amar sin esperar nada  y a ese maldito orgullo desecharlo lejos, por presumido, insano y que no sabe nada… Aunque no entienda el resto lo que está pasando, no es contra ellos que estoy yo luchando… es mi propio ego al que no he dejado, someterse a eso que le hace daño.

Que soy infeliz, si al corazón no escucho; callando su voz ¡sólo me engaño!… ¡que ingenua! dirán los que no han amado… ¿crees que me importa como esto tanto?  “Creen que se pierde cuando se es valiente, creen que se es tonto cuanto más inteligente, creen que se es loco cuando se es más cuerdo dicen que estoy ciega/o cuando claro veo”.

Pues sólo el amor desaparece el miedo, libera de todo lo que antes ataba… no existe el problema… sólo si lo creas, podrás verlo así, si te quitas las vendas.

Pues sólo el amor es el poder que ansían, los hombres hallar y encapsular en píldoras… no es algo que puedan: ¡completo misterio! los seres que amaron lo comprendieron.

¿Quieres que te pinte de un color el cielo? y así entender lo que te estoy diciendo, diré que es azul y me dirás celeste… no vemos igual, el misterio es ese.

Debes aprender a luchar contigo, no con los demás… ese no es el trato… esas cuerdas flojas que te ataron tanto, son las que tu mente por si misma ha creado, si sigues creyendo que la culpa es de otro/a; déjame decirte que no has avanzado… mira en ti el error, ¡así es posible el cambio! que si ves el de otro ¿puedes hacer algo?...

Bueno, creo yo que he compartido algo, que este corazón en la mente ha atrapado… no es justo lo que alguien andaba buscando, pero es lo que justo ahora he encontrado, y ahora no hallo el tema adecuado, que calce al contexto de esta nueva entrada; pero lo que trato… es reclamarme vida que pierdo a veces, al sentirme herida…, y luego aterrizo a la verdad y veo, que es tan enfermizo… seguir ese juego: henchirme de orgullo es lo que menos debo, llenarme de amor es lo que más deseo.

“Déjame beber del agua viva… que así esta flor no se marchita”

  
RECONOCER será el tema… así de cualquier forma que prefieras leerlo -> <- llegarás a lo mismo y estaremos de acuerdo

Debo reconocer que yo, no soporto las cuerdas del ORGULLO… decido perderlo para ganar AMOR

manaveliza

19 may. 2011

SIGO EN PIE



Sí, me equivoqué…
Me cediste el mando y fracasé,
Me indicaste el camino…
y lo perdí,
quizá buscaba otro destino
que no era para mí.

Sí, no caminé…
me detuve sin saber a dónde ir,
te llamé y no me escuchaste
me alejé de Tí
y tu voz, se apagaba
de a poquito en mí.

Sí, ya no escalé…
esa montaña que al principio,
me retaba a conquistarla,
no insistí...
Se complicaba el alcanzarla
escalaba, resbalaba, y me cansé.

Sí, me escondí…
Era penoso lo que había tras de mí,
No había ganado, sin luchar
Pues no se hace realidad;
el sueño que no se construye
poco a poco se destruye

Sí, ¿y qué es de ti?...
que no te cansas de sufrir,
de quejarte y sucumbir...
Reclamándole a la vida,
mientras vas de ida
eso que no supiste darle todavía.

Si, y te equivocas y te fías,
del error que cometías
Y te quedarás dormida,
si de eso, te confías…
No te duermas, ¡ya despierta!
que esta vida por ti, espera…

¿Qué harás tu?... abandonando
no respiras libertad,
¿Volverás a intentar?,
Aunque resbales, ¿seguirás?
Dime que así lo harás…
y Yo, te volveré a alentar

manaveliza
>>> Vale la pena perseverar…



6 may. 2011

3 DE MAYO


Era un gran día, que no volvería
Un momento bello, que te alegraría

Era un suspiro, que se me escapaba,
Cuando te miraba, sin poder más nada

Era un querer, estar ahí contigo
Que no era posible, era mi castigo

Era un descubrirme, fuera de camino
Y a la vez sentirme, lejos del destino

Era un detener y controlar el llanto
Todo por querer, amarte tanto

Era un repetir, que no se agota
‘te amo’ mi amor, ¿qué no se nota?

Era un ver crecer de a poco la alegría,
Que en ese momento yo por ti, sentía

Era derrumbarme en la melancolía,
De no haber estado contigo ese día

Eran tantas cosas en un solo día
Que a ratos moría y en otros vivía

Y al final de todo, eso pasaría
Sólo los recuerdos… quedarían

Le he pedido a Dios que te bendiga
Y llena de amor, tu vida siga

Que esa tu alegría, nunca muera
Que sea una fortuna duradera

manaveliza