El silencio del corazón

"La dulce melodía del alma, que el corazón canta y la razón acompaña"

18 jun. 2012

MIS HÉROES


Hace muy poco pasaron dos fechas marcadas en el calendario como  importantes, lo expreso así; porque no son uno o dos días, son cada momento de la vida... la gente viaja, planeando un encuentro con aquellos seres a los que llamamos papá y mamá. Fueron nuestros héroes cuando niños porque... ¿qué es un niño? vive lo bonito, recuerda lo bonito, sonríe a menudo y también muy seguido reparte abrazos y cariño, contempla el alma tan clarito que es más sincero que cualquier otro y lo que dice es para creerse.

Cuando empezamos a crecer, nuestros héroes también empezaban a caerse del pedestal en el que los habíamos puesto... ya no eran tan buenos como para anhelar ser como ellos, y si un día me escuchaste decir: "cuando sea grande... quiero ser como tu" me habré equivocado, porque ya hasta el peinado me he cambiado y hasta el cabello me he pintado; contra tu voluntad, para parecerme menos o querer ser otro/a... o simplemente para superponer el criterio de mis nuevos héroes al tuyo. Ahora pareciera, que disfruto tu postura en contraposición, cuando lo que dices... lejos de ser para mi un sabio mandamiento, se vuelve mi omisión primera.

A veces, te preocupas demasiado y te empeñas en hacerme creer... que todo, todo cuanto me dices es por mi bien y que es lo único que para mi quieres... no serás perfecto/a; pero cuando lo dices, te siento tan convencido/a que... pienso y me digo: ¿porqué es que ya no eres mi héroe?... a lo mejor, cuando el rol que ahora tienes conmigo y más que eso, el amor que me profesas... me corresponda para con mis hijos, volveré a ponerme en tus zapatos y entender... que en verdad todo, todo lo que me decías y querías... en absoluto, era mi bien.

El ciclo de la vida te ha hecho pasar por varias etapas... distintas, irrepetibles, bonitas; a lo mejor ya no eres niño/a, ya los dulces no son tan dulces como pasar el tiempo junto a esa personita que tanto te gusta, a lo mejor ya no eres ese adolescente que entre nubes y canciones, se olvidaba a ratos de sembrar (educarse en su ser, en el amor y la vida) porque hay que gozar la vida, o tal vez... eres joven, convencido de lo que quieres, o queriendo saber enrumbar el andar hacia tu destino... o te encuentro adulto, sabiendo que la vida da a medida de lo que entregas y que para recibir un poco, hay que dar mucho y que para no abandonarse, hay que perdonarse muchas veces, y que para no morirse sin intentar, no hay que vivir sin amar. A lo mejor ya el peso de tus años hacen que te llame abuelo/a, y simplemente aportarás que no te arrepientes de nada de lo que has hecho queriendo, más si de lo que no te diste tiempo al decir: "mañana, mañana lo haré" porque eso, justamente eso que posponías; era lo que te haría feliz cada día, era la prioridad que se ubicaba última en tu lista de que haceres, Dios.

Y ahora mismo no tengo idea de la etapa en la que te encuentres... pero sí volveré a tomar el hilo que me hizo crear esta entrada, y es justamente decirle a papá y mamá... que no me importa cuantas veces hayan errado, me importa lo mucho que me aman y eso hace que sean mis héroes de ayer, hoy, mañana y siempre...  pido a Dios no faltarles, como no me han faltado y amarles tanto y más de lo que me han amado. Ojalá que pueda ser digna de llamarme hija... y si Dios me tiene para una familia, no lo aparte de mi vida; antes bien, le confíe tanto como ustedes, la vida de cada ser que me entregue.

Gracias por ser y estar para nosotros siempre, les amo PAPÁ y MAMÁ


Con amor

MANAVELIZA


...no me pinté el cabello :) 

2 comentarios:

Publicar un comentario