El silencio del corazón

"La dulce melodía del alma, que el corazón canta y la razón acompaña"

6 sept. 2010

Y AHORA... ¿QUÉ?


¡Ya! he caído una y muchas veces…
 y de esas caídas aprendí a ser fuerte;
¡Ya! he decidido ser indiferente,
a todo lo que hoy, intente… detenerme;

Ya se empeñó… la voluntad a enfrentarse,
 a lo que un día… no lo hizo por cobarde
Ya el amor ha decidido devolverle,
 la alegría al corazón, al servir… nuevamente.

Ya de esos errores, encontré ventaja;
al ganarle a la vida, experiencias sabias,
Que, si mientras subes, un error te baja
debes continuar y no perder las ansias

¡Vaya! que a esta vida, no aprendí a vivirla,
solamente pido, que al instante pueda…
darle lo mejor, aún sin tener de ella;
su grata respuesta, por evitar perderla…

Que si una proeza, alcanzare un día…
no sea sorpresa la actitud genuina
de hombres que sin Dios, están en ruina
de la multitud que sigue aún, vacía…

Que ante la humildad, la vanidad se ofenda
y me deje libre de poder tenerla,
que ante el egoísmo, el amor defienda
su lugar en mi vida antes de perderla

Que si me derrotan, salga victoriosa
la verdad que siempre, se vendrá gloriosa
y si muero un día, en mi tumba escriban
“Vive porque Dios la quiere viva”

manaveliza

0 comentarios:

Publicar un comentario